Historia y patrimonio

O'Higgins y Villegas

La historia de la creación del Ministerio de Hacienda se remonta a los primeros meses después de celebrada la primera Junta Nacional de Gobierno, el 18 de septiembre de 1810. El 17 de mayo de 1811, siendo Presidente de la Junta Gubernativa Fernando Márquez de la Plata, ordenó crear las Salas de Guerra, de Gobierno y Policía, y de la Real Hacienda. 

En el caso de la sala de Real Hacienda, quedó conformada por Juan Martínez de Rozas, como su presidente; Juan Enrique Rosales, Manuel Fernández, Joaquín de Echeverría, Juan José de Echeverría, José Santiago Portales y Agustín Vial Santelices. Su secretario fue José Gregorio Argomedo.

No será sino hasta el 14 de marzo de 1814 cuando el primer Director Supremo de Chile, Francisco De la Lastra, nombre como primer Secretario de Hacienda a don José María Villarreal Osorio. Tal como señalan los historiadores Patricio Bernedo, Ricardo Couyoumyian y Pablo Camus, José María Villarreal es, con propiedad, el primer ministro de Hacienda de Chile. Le sucedieron los secretarios de Hacienda Bernardo de Vera y Pintado y Manuel Rodríguez Erdoíza, hasta el Desastre de Rancagua de los días 1° y 2 de octubre de 1814.

Luego de la batalla de Chacabuco, librada el 12 de febrero de 1817, el Director Supremo Bernardo O"Higgins crea las carteras de Gobierno y Guerra. Para la primera de ellas nombra a Miguel José de Zañartu Santa María quien al poco andar representó el recargo de trabajo que le significaban los demás temas de Hacienda, por lo que O’Higgins  - desde Concepción - dispuso la orden para que el que Director Supremo Interno Hilarión de la Quintana nombrara a don Hipólito de Villegas, Ministro de la Tesorería General de Santiago en aquellos días, como encargado en comisión de los asuntos de Hacienda. 

De esta forma, el 2 de junio de 1817 se crea el Ministerio de Hacienda. El nombramiento de Villegas quedó redactado de la siguiente manera: “El Supremo Gobierno se ha servido nombrar a V., por vía de comisión, secretario de Hacienda, sin otro sueldo que el que goza por su empleo de Ministro de la Tesorería General”.

En septiembre de ese año se detalló el “Plan de Hacienda y de Administración Pública”, redactado por el Contador de la Tesorería General, Rafael Correa de Saa. Los propósitos de este “Plan de Hacienda” consistieron en organizar los servicios públicos, fijar las rentas fiscales y su correcta recaudación, desligándolos de su dependencia de la Corona española. Además, de salvaguardar ciertas garantías ciudadanas, como los procedimientos para la regulación de las contribuciones de guerra, respecto a la propiedad de empleos fiscales y honorarios, y cobro de las acreencias fiscales, entre otras regulaciones.

Afiche 252 Ministros de Hacienda

Edificio

En 1929, bajo la administración de Carlos Ibáñez del Campo (1927-1931), comienza a construirse el edificio del Ministerio de Hacienda, proyecto diseñado por los arquitectos Josué Smith Solar y José Smith Miller.

En 1927, padre e hijo profesionales, ya se habían adjudicado el concurso público para la remodelación de la fachada sur del Palacio de La Moneda, elaborando posteriormente un “Proyecto de Centro Cívico de la Capital” que comienza a desarrollarse en 1930.

En este contexto, se reglamenta la altura de los edificios que van a rodear las plazas proyectadas en torno a La Moneda, a fin de equilibrar la composición con la cota y el estilo del palacio presidencial.

Para tales efectos, el edificio del Ministerio de Hacienda era considerado un “rascacielos” en torno al cual se debían equilibrar algunas construcciones posteriores como la del edificio que se construía en Moneda con Morandé para la Caja del Seguro Obrero (1932, actual Ministerio de Justicia), justo en la esquina opuesta.

En las nuevas dependencias del Ministerio de Hacienda se utilizan nuevas técnicas de diseño y construcción en altura, como el uso del hormigón armado y la utilización de plantas libres, según los novedosos postulados de la arquitectura moderna.

Se conjugan perfectamente lo innovador y funcional del tramo central de las fachadas, con algunos elementos decorativos formalistas e historicistas de los primeros pisos, además de ciertos detalles ornamentales en el remate superior que podrían vincularse al “Art Decó”.

Como buenos expertos en la modelación de fachadas con colecciones de figuras y elementos simbólicos, los Smith juegan también a representar y atenuar, en un sentido metafórico, la incertidumbre de la época frente a la crisis económica mundial generada en 1929 tras el quiebre de la bolsa de Nueva York, desplome que no tardó en repercutir también en Chile.

Es así como la figura femenina ubicada en la esquina con calle Moneda, que en su mano sujetaba una vasija o jarrón, puede ser interpretada como “fuente o cuerno de la abundancia”, emblema de prosperidad y fortuna que proviene de la mitología griega.

Este grandioso proyecto arquitectónico es considerado el primer gran edificio símbolo de las construcciones públicas, donde su gran atractivo y cualidad es que no se encasilla en ningún estilo en particular, sino que incorpora una serie de estilos que desembocan en una acabada y distinguida unidad.

A mediados de 1933, el presidente de la República Arturo Alessandri Palma destinaba los recursos para “gastos de traslado de la Subsecretaría y servicios dependientes al nuevo edificio del Ministerio de Hacienda” desde el Palacio de La Moneda al edificio diseñado por Smith Solar y Smith Miller. Con ello, el ministro Gustavo Ross Santa María fue el primero en ocupar lo que alguna vez fue el primer rascacielos de Santiago. 

Comparte

Tamaño de letra

Otros accesos

Ministerio de
Hacienda
  • Dónde trabajamos
  • Teatinos 120, Santiago de Chile
  • Llámanos
  • +56 2 2828 2000

© 2020 Ministerio de Hacienda

English version